Archivo de la etiqueta: Madrid de los Austrias

VISITA AL MUSEO DE LOS ORÍGENES. CASA DE SAN ISIDRO

El Jueves 27 de Febrero de 2014 organizamos una visita gratuita al Museo de los Orígenes. Casa de San Isidro.

El  Museo de San Isidro o de los orígenes de Madrid hace un recorrido por la historia de Madrid, es grautito y abre de Martes a Domingo de 9:30 a 20:00. Se encuentra en la Plaza de San Andrés 2, en La Latina.

De su entrada en Wiki extraemos los siguiente:

Forma parte del conjunto de Museos Municipales de Madrid, al que también pertenecen la ermita de San Antonio de la Florida, el Templo de Debod, el Museo Arte Público (antiguo Museo de Escultura al Aire Libre de la Castellana), el Museo de Historia (antiguo Museo Municipal), el Museo de la Ciudad, el Museo Municipal de Bomberos y el Museo de Arte Contemporáneo (situado en el Cuartel del Conde Duque).

El museo fue inaugurado el 15 de mayo de 2000 por el entonces alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano.

La colección permanente procede en su mayor parte del desaparecido Instituto Arqueológico y del Museo Municipal de Madrid. Muestra la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta el establecimiento de la Corte a través de piezas arqueológicas, maquetas y grabados.

El edificio del museo es la  denominada Casa de San Isidro. Es fruto de la reconstrucción llevada a cabo por el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento. La original fue demolida en 1972, debido a su mal estado. Se trataba de un palacio del siglo XVI, propiedad de la familia de los Lujanes, levantado sobre el palacio de los Vargas, patrones de San Isidro y Santa María de la Cabeza. Posteriormente, el palacio fue ocupado por el Nuncio Apostólico tras el traslado de la Corte a Madrid. Después, y hasta el siglo XIX, el palacio perteneció a los condes de Paredes de Nava y más tarde del marqués de Peñafuente. En 1986 fue adquirido por Ayuntamiento de Madrid.

¿COMO APUNTARSE AL PLAN?

El enlace para apuntarse está en el grupo HAPPENING MADRID o ponerse en contacto conmigo en mi cuenta de FB o en mi e-mail

LA CALLE DE REBEQUE. LA PUERTA DE LA XAGRA Y EL PRÍNCIPE.

_MG_6874_5_6Enhancer

En la Calle de Rebeque no hay portales, no hay números, no pasan coches Es una pequeña calle que está enfrente del Palacio Real, al lado de la Plaza de Oriente y que junta la manzana de las calles  de Requena con la calle de Noblezas mediante una escalinata de algo más de 20 escalones.

_MG_6880_1_2Enhancer

Una plaquita del Ayuntamiento de Madrid nos recuerda que en este lugar existió, hace ya mil años, la Puerta de la Xagra, puerta de acceso a la ciudad en tiempo de los Árabes cuando aquí estaba la Almudena, que así se llamaba la muralla árabe. Aquí en los conocidos como Altos del Rebeque estubo el punto más alto de la muralla árabe (Las Murallas de Madrid y los Altos del Rebeque)

Antes que calle fué Plaza del Rebeque, que desapereció a Principios del siglo XIX cuando fue demolido el barrio por José Bonaparte en 1809 para buscar espacio frente al palacio real.

_MG_6772_3_4Enhancer

Hace muchos años vivía en estos parajes  Carlos Momorensi que tenía el título de Principe de Robesch o Robech. Como este nombre resultaba difícil de pronunciar a los madrileños de entonces le apodaron principe de Rebeque y de ahí al nombre, primero a la plaza y luego a la calle-escalinata que queda hoy.

_MG_6877_8_9Enhancer

EL MONOLITO DE VELAZQUEZ DE LA PLAZA DE RAMALES

_MG_7218_19_20Enhancer

Diego de Velázquez fue enterrado en la iglesia de San Juan Bautista. Esta iglesia estaba ubicada en dónde hoy está la Plaza de Ramales. El cuerpo de Diego de Velásquez se perdió cuando se demolió Esta tropelía la cometió José Bonaparte cuando en su búsqueda de espacio para ampliar los terrenos frente a palacio se llevo por delante el Barrio de San Juan y parte del barrio de Santiago. Desaparecieron el Convento de Santa Clara, la Iglesia de San Juan y la Iglesia de Santiago. Solo de volvió a construir la iglesia de Santiago.

IMG_7206_Enhancer

Coincidiendo con el tercer centenario de su muerte en 1959 la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Educación Nacional promovió un monolito en el lugar donde se levantó la iglesia, es decir, la Plaza de Ramales.

La inauguración se celebró el 14 de diciembre de 1960 coincidiendo con la llegada de los cuadros del pintor cedidos por la National Gallery para la exposición “Velázquez y lo Velazqueño” que se hizo ese año.

_MG_7215_6_7Enhancer

Su descripción formal extraida de la web Monumenta Madrid es la siguiente:

Columna dórica sobre pedestal, ambos de piedra maciza, y el último con forma de prisma cuadrado, rematada por cruz de la Orden de Santiago. En los cuatro laterales del pedestal, sendas inscripciones incisas y pintadas en rojo: en el frente una abstracción del escudo imperial sobre la cruz de la Orden de Santiago y el nombre del artista y sus fechas biográficas,

DIEGO

VELAZQUEZ

1599

1660

a la izquierda

EL MINISTERIO DE EDVCACION NACIONAL Y SU DIRECCION DE BELLAS ARTES LE DEDICAN ESTA COLUMNA EN EL III CENTENARIO DE SU MUERTE

1960

en la parte posterior,

MVRIO EL PINTOR DON DIEGO DE SILVA VELAZQVEZ EL VIERNES SEIS DE AGOSTO DE1660

SV GLORIA NO FVE SEPVLTADA CON EL

y a la derecha,

EN ESTE LVGAR ESTUVO EMPLAZADA LA IGLESIA PARROQVIAL DE SAN IVAN DONDE FVE ENTERRADO EL PINTOR Dn. DIEGO DE SILVA Y VELAZQVEZ.

_MG_7215_6_7Enhancer IMG_7210_Enhancer IMG_7209_Enhancer IMG_7207_Enhancer IMG_7211_Enhancer IMG_7208_Enhancer

LA CALLE DEL CODO

_MG_2665_6_7Enhancer

La Calle del Codo es una pequeña calle que ese encuentra en el corazón del Madrid de los Austrias  entre la Plaza de la Villa y la Plaza del Conde de Miranda. 86 metros es la longitud que tiene esta callejuela y que separa a ambas plazas.haciendo un perfecto codo.  De la Plaza de la Villa hasta el Codo hay 28 metros y los restantes con los que la separan de la otra plaza.

En este caso no es muy difícil saber de dónde le viene al nombre a la calle que se ha llamado así siempre. En el famoso plano de Texeira de 1654 se puede observar la callejuela aunque no aparece su nombre.

calle del codo

En el plano de la villa y corte de 1800 cuando Madrid se dividía en 64 barrios – por analogía con un tablero de ajedrez, esta calle ya aparecía con su nombre dentro del barrio de San Justo.

san justo

En el lado que mira a la Plaza de la Villa esta calle mira tranquila el antiguo ayuntamiento.

En esta calle no hay casi establecimientos comerciales y, además, es muy estrecha y por tanto, en ella, casi no entra nunca el sol. Por eso es tan bueno pasear por ella, sobre todo en esta semana, con la terrible ola de calor que estamos padeciendo en Madrid. La parte de la ele que da la Plaza de la Villa tiene orientación Este-Oeste y la que da al Conde de Miranda, Norte-Sur.

_MG_2692_3_4Enhancer _MG_2677_8_9Enhancer _MG_2674_5_6Enhancer  _MG_2668_69_70Enhancer

   

En esta calle haciendo esquina con  la Plaza de la Villa se encuentra la Torre de los Lujanes, de estilo mudejar y fechada en el siglo XV. De hecho, todo la manzana que conforma los pares de la calle esta especialmente protegida al ser considerdo entorno histórico artístico. Aparte del la Torre de los Lujanes en esta manzana está la antigua Hemeroteca Municipal, la Real Sociedad Económica Maritense de Amigos del Pais y la Iglesia del Corpus Christi.

En la parte de los impares no existe este grado de protección singular. Aquí se sitúan: la agencia de viajes Bike y el Bike Center donde aparte de alquilar bicicletas se organizan viajes de clicloturismo por España y Europa.; la empresa Fist Group dedicada al marketing y la comunicación, una tienda de souvenirs y una peluqueria.

Como curiosidades de esta calle se cuenta que era una de la preferidad de Quevedo y que al volver de sus frecuentes juergas nocturnas paraba en el codo a hacer aguas menores.

También se cuenta de esta calle que era una de las preferidas para los duelos. Esto parece bastante práctico dada la configuración de la calle.

_MG_2662_3_4Enhancer _MG_2659_60_61Enhancer _MG_2656_7_8Enhancer _MG_2647_8_9Enhancer

SIN DINERO,.LA CALLE DEL ROLLO Y LA PLACITA DE LA CALLE DEL SACRAMENTO 7

Image

Quedarse sin dinero en Madrid y tener que ir a buscarlo a un cajero próximo es, a veces, una amarga experiencia. No solo por los sablazos que te meten esos señores que ostentan el poder absoluto sobre nosotros sino también por la dificultad de encontrar cajeros capaces de “escupir” algo de dinero. Es especialmente cierto en fin de semana, Sábado a última hora o Domingo, durante todo el día, ya que a partir de cierto instante el cajero ha sido completamente vampirizado y, generalmente, vandalizado.

El otro día a la hora de comer en la Cava Baja me ocurrió este amargo suceso y, como es natural, me acerque al cajero más cercano de la entidad de las que dispongo tarjeta: Bankia.

Quisiera hacer notar que he dicho disponibilidad frente a titularidad. Me enorgullezco enormemente de no ser titular de ninguna tarjeta bancaria y de no tener ninguna cuenta a mi nombre. Por supuesto jamás elegiría Bankia para tener una cuenta y, solo, la extrema necesidad, hace que en mi bolsillo lleve un plástico de esa patética entidad vómito-financiera.

Volviendo al tema de la búsqueda de pecunia, la sucursal  más cercana es, desde el punto que me encontraba la que se encuentra en Puerta Cerrada. Como era de esperar y a pesar de que esta sucursal dispone de dos cajeros ambos eran tan incompetentes para insuflarme dinero como lo es el Sr. Rajoy para conseguir que la banca lo insufle a la pequeña y mediana empresa española y, por consiguiente, generar algo de empleo.

Afortunadamente y, gracias a Google Maps y al Tom Tom, cuentan con un algoritmo que te indica los cajeros más cercanos.  Me encaminé a la Calle del Monasterio nº 7, que aparte de estar muy cerca de donde estaba es, sin lugar a dudas, una de las calles más bonitas de esta ciudad.

Bueno, pues en primera instancia, era imposible de encontrar. Desde luego en la misma calle no estaba. En una de las innumerables idas y venidas ví, desde la esquina de la Calle del Rollo con la Calle Sacramento la sucursal de Bankia. Me encaminé hasta ella y, mira tú por dónde, no se podía acceder, una verja con una puerta impedía su entrada. Se vislumbraba detrás de la verja unas escaleras y algo que parecía una plaza hacia la derecha. Parecía por tanto que desde el otro lado de la manzana, por la Calle Sacramento, se pudiese entrar. No, también  estaba impedido el acceso por una verja.

Bueno, me fui amargado, hacia otro cajero, maldiciendo a los programadores de Bankia. La georeferenciación y posicionamiento en el espacio había sido perfecto gracias a Google y a los algoritmos de teoría de grafos para el cálculo del camino óptimo diseñados en los 50 y 60 del siglo pasado pero, su ubicación en  el tiempo, había sido un fiasco. Y eso, que esto último era lo más fácil.

Sin embargo, me quedé con las ganas de investigar que era esa plazita a la que se accedía desde la Calle del Royo y desde la Calle Sacramento. Por eso volví en día laboral para que las verjas estuvieran abiertas. Aparte de los bloques de particulares y de Bankia están accesos a la Agencia Tributaria de Madrid y al Tribunal Económico Administrativo.

En definitiva se llega a una preciosa placita con unos bonitos jardines y una fuente que son los que podéis contemplar a continuación junto con el entorno de la Calle del Rollo. La calle del Rollo es una calle bastante particular. Sale de la Calle Sacramento y acaba en la Plaza de la Cruz Verde, es peatonal, con escalinata y, cuando paseas por ella, te olvidas completamente de que estas en Madrid aunque estemos en todo su corazón al lado de la Calle Mayor y la Plaza de la Villa.

Al final tuve que sacar dinero en la Plaza de Celenque, es decir, en el quinto coño…

IMG_1050_Enhancer IMG_0998_Enhancer IMG_0994_Enhancer _MG_1054_5_6Enhancer _MG_1047_8_9Enhancer _MG_1044_5_6Enhancer _MG_1041_2_3Enhancer _MG_1038_39_40Enhancer _MG_1017_8_9Enhancer _MG_1008_09_10Enhancer _MG_0995_6_7Enhancer IMG_1052_Enhancer