LA PALOMA 2014. CAÑAS, PAELLA POPULAR, CAFÉ, TERRACEO Y CONCIERTO DE LOQUILLO EN LAS VISTILLAS

El Domingo 17 de Mayo de 2014 finalizan las fiestas de La Paloma y por este motivo haremos un Domingo Latinero que será, a todas luces distinto a los vividos hasta ahora:

El planning aproximado y detalles sarán los siguientes

PLAN

  • 14:00 Nos reunimos para la primera caña en Viuda de Vacas
  • 15:00 Vamos a comer una paella popular en la Cara B de la Calle del Águila
  • 16:30 Foto de Grupo en la Virgen de La Paloma.
  • 17:00 Café en La Rosa
  • 18:30 Terraceo en la Plaza de la Paja en la terraza de Delic (si es posible)
  • 20:00 Cava Baja. Iremos a Taberna Lamiak
  • 22:00 Nos reunimos junto al viaducto en la Taberna Rayuela para el concierto de Loquillo
  • 23:30 Vistillas. Concierto de Loquillo
  • 01:00 Se acabó

LA PRIMERA CAÑA

vacas

Quedaremos a las 14:00 en Viuda de Vacas, Calle del Águila nº 2. Este sitio lleva abierto más de 100. Abrió en 1903..

Web: http://viudadevacas.es/

PAELLA POPULAR EN LA CALLE DEL ÁGUILA

carab

En la Calle del Águila se celebrará una paella popular en la que solo pagaremos la bebida. La paella la ponen los del bar “La Cara B”. Esto sucederá a las 15:00.

La Cara B está en la Calle del Aguila 4

FOTO DE GRUPO EN LA VIRGEN DE LA PALOMA

IMG_5561

No nos separAn ni cien metros de la iglesia y es de recibo sacarnos una foto en sus dominios. Para algo son sus fiestas.

LA ROSA

la rosa

La Rosa está en la Calle de Oriente junto al Mercado de la Cebada y es un lugar muy bueno para tomar café o lo que se tercie. Ya hemos ido otras veces.

FB La Rosa

LA PLAZA DE LA PAJA

delic

A lo largo de toda la tarde-noche habrá diferentes actividades en la Plaza de la Paja. Intentaremos ir a Delic, si es que esto fuese posible. Ya sabeís que este sitio es famosos por sus mojitos y sus tartas. Está en la Calle Costanilla de San Andrés 14

Web: http://delic.es/

CAVA BAJA. TABERNA LAMIAK

lamiak

La Taberna Lamiak es uno de los tres sitios más divertidos para pasar la tarde del Domingo en La Latina. Muchas veces el mejor. Está en la Cava Baja 42.

Web: http://www.lamiak.net/

LA TABERNA RAYUELA

RAYUELA

Tiene una de las mejores localizaciones de Madrid justo al lado del Viauducto. Es un lugar idóneo para reunirnos antes del concierto de Las Vistillas. Está en la Calle de la Moreria 8.

Web: http://www.tabernarayuela.com/

CONCIERTO DE LOQUILLO

laviolet 14 de Agosto

Comenzará a las 23:30 en las Vistillas. Será difícil encontrar un buen emplazamiento pero lo conseguiremos.

COMO APUNTARSE AL PLAN

El enlace para apuntarse está en el grupo HAPPENING MADRID o ponerse en contacto conmigo en mi cuenta de FB o en mi e-mail

LA PARROQUIA DE LA VIRGEN DE LA PALOMA (EN REALIDAD SAN PEDRO EL REAL)

Ya estamos en las fiestas más castizas de Madrid y las más “populares” del verano. Si Madrid da la sensación de estar vacío  solo hace falta pasarse estos días por la Calle Calatrava, la Plaza de la Paja o las Vistillas y darse cuenta del terrible error cometido. Todos estamos allí.

IMG_5561

Os reproduzco entero el capítulo PARROQUIA DE SAN PEDRO EL REAL (Vulgo PALOMA) del libro IGLESIAS DE MADRID de Pedro F. García Gutierrez y Agustín F. Martinez Carbajo. Editorial AVAPIES. ISBN.: 84-86280-69-9 de 1993.

Su lectura es muy interesante y seguro que disfrutareis de ella todos aquellos a quienes os gusta la historia y costumbres de esta peculiar, bella y divertida ciudad.

Uno de los templos más castizos y conocidos de la Villa es la parroquia de San Pedro el Real, el cual es su verdadero nombre, aunque pocos la conocerán por él, debido a que la Virgen que dentro se venera ha conseguido anular por completo a todo lo que haya en este edificio. Se encuentra enclavado en la calle de la Paloma, aunque recientemente se han abierto delante de su fachada principal las nuevas plazas de la Virgen de la Paloma y la calle de Isabel Tintero, para conmemorar a la Virgen y su «descubridora». En la actualidad el templo también tiene acceso desde la calle de Toledo, por un pasadizo como lo tuvo en tiempos.

Antes de hablar del templo de San Pedro conviene hacer una historia del cuadro de la Virgen que ha dado nombre y popularidad a este templo. De una manera errónea se ha considerado a la Paloma como patrona de la Villa, sólo lo es popularmente, el patronazgo oficial lo detentan las Vírgenes de Atocha y Almudena. Su historia es corta, pues se remonta a los años finales del siglo XVIII. Sucedió que unos muchachos que se encontraban jugando en un corral, propiedad del convento de San Juan de la Penitencia de Alcalá de Henares, por eso se les llamaba de las «Juanas», encontraron en este espacio, ubicado en la esquina de la desaparecida calle de la Solana y la de la Paloma, llamada así esta  última porque allí se crió una paloma que acompañó a una imagen de la Virgen de las Maravillas durante una procesión. Pues estos muchachos hallaron entre los diversos objetos allí existentes un cuadro sucio y roto de la Virgen de la Soledad; uno de los chicos se llamaba Juan Antonio Salcedo. El encargado del corral se lo regaló a los muchachos para que jugasen con él.

Cuando estaban realizando esta labor el niño citado se acordó de que su tía, Andrea Isabel Tintero, tenía fama de beata y seguramente le gustaría el cuadro. Se lo llevó y ella quedó entusiasmada, dándoles a los muchachos cuatro cuartos por el lienzo. Lo limpió y colocó en el portal de su vivienda, como otros muchos que decoraban los portales de las casas madrileñas. Pronto empezaron a extenderse los milagros que obraba la Virgen de la Soledad. Entre ellos el del conde de las Torres, que sanó de una fractura de su pierna, entregando como agradecimiento a Isabel unos dineros, con los que ésta alquiló una habitación para colocar más dignamente a la Virgen. Su fama llegó hasta palacio, allí la reina María Luisa, esposa de Carlos IV, encomendó a la Virgen a su hijo el príncipe Fernando, que estaba enfermo de escorbuto, sanando éste. La reina mandó unas velas. Esto hizo que empezase a llover dinero sobre la Virgen y su guardesa.

En 1796 se le construyó la primera capilla, realizada por Francisco Sánchez allí estuvo Isabel Tintero hasta su muerte en 1813, siendo sepultada en la sacramental de San Isidro, aunque ahora existe el deseo de que sus restos reposen en donde siempre deseó estar. Con posterioridad se trasladó a esta capilla la parroquia de San Pedro el Real de la calle del Nuncio (edificio del que se habla en su capítulo respectivo): la iglesia de San Pedro el Viejo. Como la capilla era inadecuada para las nuevas necesidades parroquiales, se la derribó para construir el nuevo templo, del cual después se hablará.

La historia del cuadro de la Virgen se hace azarosa durante la Guerra Civil. En 1931, cuando se incendiaba la iglesia de San Luis, se habló de ir a quemar la iglesia de la Paloma. La policía avisó al párroco para que sacase a la gente, lo que aprovechó para sustituir el cuadro de la Virgen, sustituyéndolo por una copia, llevando el original a casa de un miembro de la junta parroquial, Ramón Labiaga, que lo colocó en su farmacia de la calle Toledo. Durante la Guerra Civil la familia se fue a vivir a la calle Altamirano, en Argüelles. Cuando esta zona se convirtió en frente, la familia se fue a la calle de San Bernardo. La mujer de Ramón Labiaga logró salvar el cuadro de los bombardeos, hasta que fue devuelto a la iglesia. La copia que quedó en el templo, tomada por el original, fue salvada por un zapatero que la «robó» una noche para evitar su destrucción. Después del conflicto también volvió al templo. Por lo que la Virgen fue -2salvada” dos veces.

Ahora conviene hacer unas precisiones sobre la iconografía del cuadro de la Virgen de la Paloma. Es una obra de finales del siglo XVIII, realizada por un pintor de no excesiva calidad. Representa a la Virgen bajo los rasgos iconográficos de la Soledad, siguiendo el modelado dado en el siglo XVII de representarla con vestiduras de viuda, moda impuesta en España en la centuria anterior. La imagen es una copia fiel de la escultura que realizó Gaspar Becerra para el convento de los Mínimos de la Victoria de San Francisco de Paula, ubicado en las cercanías de la Puerta del Sol y, debido a su gran popularidad, se hicieron numerosas copias de ella, en Madrid las hay por todos los sitios. Por este motivo hay que desterrar definitivamente la descabellada idea de que representa a una monja burgalesa, lo mismo que afirmar que el cuadro fue pintado por Alonso Cano. El estilo del genial granadino no se percibe por ningún lado en la Virgen de la Paloma. Como detalle complementario hay que decir que había otra Virgen de la Soledad, también en escultura como la de los

Mínimos, en la iglesia de San Millán, templo hoy desaparecido, propiedad de la Cofradía de las Injurias, con la misma iconografía que la otra. Pero el modelado de la Paloma es idéntico, como ya se ha dicho, a la de los Mínimos de la Victoria, repitiéndose en pinturas las representaciones en las que María estaba arrodillada a los pies de la cruz vacía.

La historia de la iglesia de San Pedro el Real hay que rastrearla en dos direcciones. Por un lado la capilla que construyó Andrea Isabel Tintero para dar culto a la Virgen, y por otro lado la iglesia de San Pedro el Real antigua. Por lo que respecta a esta última remitimos al lector a su capítulo respectivo (ver iglesia de San Pedro el Viejo), allí se encuentran los datos necesarios.

Por la historia de la Virgen de la Soledad de la Paloma sabemos que la primera ubicación del cuadro de la Virgen fue el portal de la calle de la Paloma, propiedad de Isabel Tintero. Cuando el culto fue en aumento alquiló una habitación, hasta que éste desarrolló tanto que hubo que pensar en la posibilidad de construir una capilla. Esta se empezó a edificar en 1792. Pues las obras se iniciaron el 6 de agosto de ese año, concluyéndose el 21 de abril de 1795. Costando la construcción la cantidad de 386.074 reales y 20 maravedíes. El arquitecto fue el profesor Francisco Sánchez, siendo bendecida por el párroco de San Andrés, en cuya colación se encontraba el templo en 1796, trasladándose solemnemente el cuadro a su nueva ubicación. Francisco Sánchez era discípulo de Ventura Rodríguez. El templo era de reducidas proporciones, una sola nave, decorada en el interior por pilastras, con un casquete en el presbiterio. La fachada era sencilla, decorada con un frontispicio con un frontón como remate. En el interior estaba el retablo de mármoles, con dos columnas corintias en cuyo centro estaba el cuadro, aparte debían de estar pintados los techos de la capilla. Hay que señalar que este edificio fue asaltado por los franceses durante la Guerra de la Independencia, perdiéndose todas las joyas y riquezas que se habían donado a la Virgen hasta ese momento.

Un punto fundamental en la historia de la capilla de la Virgen de la Soledad fue en el momento en que se le concedió la parroquialidad. Por documentos sabemos que en 1886 la iglesia de San Pedro el Real, hoy conocida como el Viejo, se encontraba en muy mal estado, pidiéndose dinero para su rehabilitación. Debió de haber un problema en esos momentos. Aparte había el deseo en la diócesis de aumentar el número de parroquias para satisfacer así las necesidades pastorales. En el 1891 se decidió que la parroquialidad de la iglesia de San Pedro el Real se trasladase de su ubicación tradicional en el templo de la calle del Nuncio a la capilla de la Virgen de la Soledad de la Paloma, la cual, hasta el momento, dependía de la parroquia de San Andrés, situada en la cercana plaza de los Carros, quedando la antigua iglesia de San Pedro convertida en parroquia filial de la recién creada parroquia de Nuestra Señora del Buen Consejo, ubicada en la catedral de San Isidro el Real. Pues en 1899 se la declara definitivamente ruinosa.

El nuevo arreglo parroquial hizo que pasase a depender de la Paloma, como templo filial, la iglesia de San Patricio de los Irlandeses, edificio desaparecido durante la Guerra Civil y que se encontraba ubicado en la calle del Humilladero, esquina a Irlandeses. Con posterioridad pasaron a depender de la Paloma la Capilla de San Isidro, lugar en donde se considera que nació el Patrón de Madrid, en la calle del Águila, el Colegio de San Ildefonso de los Niños de la Doctrina, la Capilla del Cementerio Sacramental de San Isidro, la Iglesia y Hospital de la VOT de San Francisco, en la calle de San Bemabé, y la Sacramental de Santa María y Hospital General.

Las nuevas necesidades parroquiales hicieron que la capilla de la Paloma fuese insuficiente para el culto, por lo que se pensó en realizar un nuevo templo con una mayor amplitud. Para su construcción se recogieron numerosos donativos. La construcción se inició en 1903 a expensas del párroco Ceferino Vahillo Felipe, siendo los planos de don Lorenzo Alvarez Capra, aunque las obras las dirigió el también arquitecto Dimas Rodríguez Izquierdo; ninguno de los dos llegó a cobrar nada por amor a la Virgen. En 1911 no se había concluido aún el nuevo templo. Pero al año siguiente, 1912, fue cuando las obras se dieron por terminadas, bendiciéndose el templo ese mismo año. Con posterioridad un gran número de importantes y nobiliarias familias de Madrid donaron los diferentes altares que ornaron el templo hasta el año 36. Durante este año la iglesia fue incendiada, ya se ha contado cómo se salvó el cuadro de la Virgen, pero no así el resto de las obras que tenía, como los altares ejecutados por Parés, el órgano realizado por Rodríguez. En el 1939 hay la noticia de que se organiza una corrida de toros con la idea de ayudar a la reconstrucción de la iglesia de la Paloma, junto con la de Santa Teresa y Santa Isabel de Chamberí. La vida se reanuda, pues en 1942 vuelve a salir la procesión de la Virgen por las calles de su feligresía. Cinco años después el arzobispo Casimiro Morcillo visita el templo y se habla de las numerosas cofradías que allí había radicadas, de alguna de estas hablaremos con posterioridad. Por último, hay que citar la alteración que se ha hecho en los últimos años para adaptarse a una forma de entender la liturgia, que ha convertido el interior del templo en un lugar verdaderamente extraño.

Descripción

El nuevo templo es de estilo historicista, peculiar del siglo XIX, imitándose modelos mudéjares en el exterior, mientras que en el interior se ha preferido la tipología gótica. Es un edificio de planta de cruz latina, con crucero y cabecera. Tiene tres naves, más ancha la central que las laterales. Con coro alto a los pies y galerías sobre las naves laterales. El paso entre las naves se realiza por medio de grandes columnas con capiteles compuestos que sostienen una estructura adintelada. Las galerías imitan las celosías, especialmente en la zona de los balcones. Mientras que se rematan por arcos de tipo ojival. Las bóvedas son de crucería, en algunas de terceletes. Sobre las galerías se disponen las ventanas, cerradas por vidrieras. Para dar paso a . los brazos del crucero hay unos grandes arcos de herradura apuntados. En el exterior hay que destacar el porte neomudéjar que tiene la fachada. Esta se encuentra realizada en ladrillo, excepto algunas zonas que son de sillería. Consta de un cuerpo central y dos torres gemelas a los lados. El primero tiene en su parte inferior el atrio, cerrado por medio de tres arcos de medio punto sostenidos por columnas de tipo compuesto. En el primer cuerpo hay grandes ventanales de tipología gótica. Son geminados con un óculo en su parte superior. El resto de la portada es una decoración en ladrillo de tipo geométrico con un óculo en el centro. Rematando todo un tejado de dos aguas. Las torres constan de cuatro cuerpos, siendo el último, el de campanas. En el inferior hay dos ventanas ojivales. En el segundo una decoración de ladrillo de tipo geométrico. En el tercero hay un conjunto ornamental de ventanas ciegas, inspiradas en el mudéjar turolense. Las ventanas son polilobuladas. El último cuerpo cierra sus huecos por medio de arcos de herradura sobre los que hay lobulados con decoración geométrica de ladrillo en su parte superior. Todo se remata por tejadillos de cuatro vertientes. En el interior hay que destacar la simplicidad de las líneas empleadas y la gran luminosidad que entra a través de las vidrieras. Al fondo está el altar mayor, realizado por el señor Lampérez, aunque es muy posible que el actual esté rehecho, basándose en modelos y restos del antiguo. Consta de tres cuerpos. En el central, y rodeado por un rompimiento de ángeles, se encuentra el cuadro de la Virgen de la Soledad de la Paloma. A los lados hay ángeles adorantes. Mientras que todo el retablo sigue una tipología neogótica, con profusión de decoración a base de hojas de cardina y ángeles. A su lado hay en la actualidad una escultura plateada· de San Pedro Apóstol, titular del templo. No hay ningún altar por toda la iglesia. Pero sí interesa hablar de las vidrieras que decoran todo el edificio. Fueron realizadas por el señor Ferro y tienen como motivo central una serie de escudos. En la capilla mayor están El Real, Fernán-Núñez, La Mina y Montellanos. Mientras que por la nave están los de las familias Alba, Medinaceli, Nájera, Torrecilla, TorreArias, Aliaga, Santo-Mauro, Larios, Comillas, Valdeomos y, por último, en la zona del coro los Pontificios. En la zona de la Epístola existe en la actualidad una zona de paso, allí se encuentra un hermoso cuadro del pintor decimonónico palentino Eugenio Oliva, en el que se representa el momento en que Isabel Tintero entrega a los niños unos dineros para recuperar el cuadro de la Virgen. En este lienzo está inspirado el grupo que acompaña a la Virgen en su carroza del día de la Asunción.

 Actividades que se desarrollan públicamente en este templo

Hay dos actividades tradicionales que tienen a la Virgen de la Paloma como centro. Estas son la presentación de los niños recién nacidos por parte de sus madres a la Virgen y las fiestas y procesión de la Paloma durante el mes de agosto. Por lo que respecta a la primera se cree que la tradición la inició la cuñada de la propia Isabel Tintero. Hay la costumbre de ir antes del nacimiento para pedir un alumbramiento feliz y con posterioridad al natalicio, llevando al recién nacido para ofrecerlo a la Virgen y oír misa. La costumbre es muy antigua y merece la pena que no se pierda en Madrid. Por lo que respecta a las fiestas de la Virgen de la Paloma es interesante que se hable de la Cofradía que le da culto, así como de otras congregaciones que hubo en este templo. Por lo que respecta a estas últimas conviene citar a la desaparecida Real y Fervorosa Hermandad de la Cinematografía, que se fundó en este templo el 18 de abril de 1951 y que debió tener una vida efímera. Seguramente se crearía en los tiempos del nacional-catolicismo y a semejanza de las de sus compañeros de teatro, la de Nuestra Señora de la Novena, fundada en el siglo XVII y radicada actualmente en la iglesia de San Sebastián de Madrid, la cual también acompañaba durante la Semana Santa a su Cristo de la Piedad y Buena Muerte. Los cinematógrafos tenían como titulares al Santísimo Cristo del traslado al Santo Sepulcro y a María del Mayor Dolor. Salían en desfile penitencial a las ocho de la tarde del Viernes Santo. Hay noticias de que lo hacían en 1955. Recorrían las calles más castizas de esta zona de Madrid. Actualmente la cofradía está extinguida, lo que es una pena. La Congregación de Nuestra Señora de la Paloma se fundó en San Pedro el Real en 1907, estando formada en un principio sólo por mujeres. En el 39 se creó la rama masculina. Esta congregación fue la que dio el mayor impulso a las fiestas de la Virgen de la Paloma, eso sí, apoyada por el pueblo de Madrid. En un principio la festividad de la Virgen se celebraba en el 9 de octubre, esto por el año 1796, para conmemorar el traslado de la imagen, Posteriormente, se pasó al 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora. Se sabe que los festejos ya existieron en vida de Isabel Tintero, entre 1796 al 1802, aunque sin celebrarse todavía la procesión. Esta se cree que surgió a mediados del siglo XIX. La Virgen desfiló en un principio, antes de 1936, en una carroza cedida por la Cofradía Sacramental de San Isidro, posteriormente en un coche de bomberos, adornado con mantones de Manila; no hay que olvidar que la Virgen de la Paloma es la patrona de este cuerpo en toda España. En 1956 se adquirió por suscripción popular la que hoy tiene. La cual en su parte delantera va el cuadro de la Virgen, dentro de un resplandor, y detrás el grupo de Isabel Tintero y los niños. Todo ello ricamente adornado con faroles y flores. Como detalle anecdótico se dirá que el equipo del Real Madrid, desde 1962, se encuentra muy relacionado con la Virgen de la Paloma, mientras que el Atlético prefiere a la Virgen de la Almudena, no siendo extraña la presencia de deportistas y emblemas de ambos clubs en las fiestas respectivas de ambas Vírgenes. Como conclusión se puede afirmar que las fiestas de la Paloma, precedidas en el tiempo por las también castizas de San Cayetano y San Lorenzo, se encuentran totalmente reafirmadas, sin miedo a desaparecer. Los madrileños las consideran suyas propias. Sólo hay que darse una vuelta por las calles de Toledo, Calatrava o Paloma el 15 de agosto para verlo.

 

LA INQUIILINA, LIBER ARTE Y FIESTA SALSERA EN LAVAPIES

El Sábado 16 de Agosto nos vamos a Lavapiés a bailar y, antes, como no, nos tomamos unas tapas y unas cervezas.

22:00 H Taberna La Inquilina

23:15 H Fiesta Salsera en Liber Arte

Aquí van los detalles

TABERNA LA INQUILINA

Muy cerquita de la Plaza de Lavapies en la Calle Ave Maria 39 se encuentra la Taberna La Inquilina. Es un bonito local bien decorado con terraza, amplia zona con barra y salón interior. Además es un espacio cultural en donde podras visitar exposiciones de artistas emergentes, asistir a talleres creativos o a eventos literarios

La Inquilina

Calle Ave María 39

Tfno: 914 68 25 33

Web: http://www.lainquilina.es

FB: https://www.facebook.com/la.inquilina/timeline

LIBER ARTE

Liber Arte se encuentra en la Calle Ave Maria 32. Es una cueva de ladrillo de principio del siglo XX perfectamente acondicionada para actuaciones en directo y sesiones de baile. Es la Cueva de Lavapiés que acaba de abrir sus puertas hace menos de un mes en Julio de 2014 de la mano de Fafa y Giu, con experiencia en este tipo de locales, antes llevaban La Grándola de Lavapies. Ahora en ésta, su nueva etapa, aparte de las actuaciones en directo a las que nos tenían acostumbrados con músicas de todo el mundo y un gran elenco de artistas, podremos disfrutar de todo tipo de eventos: poesía, baile, exposiciones, teatro..

Aparte de la cueva tiene un salón independiente y terraza.

También podemos comer una excelente comida a un precio excelente: Ensaladas, Tostas, Empanadas y Carne Loca.

Liber Arte Cantina Cultural

C/ Ave María 32

28012 Madrid

Tfno: 695 01 73 51`

FB: https://www.facebook.com/liberartemadrid/timeline

LA FIESTA DE SALSA DE LA MANO DE MANU RIUS

Mambo, Salsa, Bogaloo, Guijarra y más de estos ritmos latinos de la mano de Manu Ramos Reyes  y sus bailarin@s. La entrada es gratuita y estaremos hasta cierre del local.

COMO APUNTARSE AL PLAN

El enlace para apuntarse está en el grupo HAPPENING MADRID o ponerse en contacto conmigo en mi cuenta de FB o en mi e-mail