Imágenes

La Calle de los Tres Peces

_MG_2652_3_4Enhancer

Esta calle del barrio de Lavapies transcurre entre la Calle del Ave Maria y la Calle de Santa Isabel. Solo cruza con la Calle Torrecilla del Leal. La calle tiene una longitud de 185 metros y tiene una pronunciada pendiente (8% de media) que va ascendiendo desde Ave Maria hasta Santa Isabel.

El curioso nombre de esta calle viene del Madrid de curas y monasterios del los siglos XVI y XVII.

En aquella època o bien por vecindad a los conventos o bien porque las casas estaban construidas sobre propiedades pertenecientes a ellos, se había de pagar tributo.

Por estos lares había una casa que debía de pagar anualmente 3 peces a cada una de estas instituciones religiosas:

          El Hospital de San Juan de Dios

          El Convento de San Francisco

          El Convento de la Victoria

          El Convento de la Concepción

          El de San Bernardino.

Con lo que en realidad tenía que pagar con 15 peces anuales. Además cada uno de estos pececillos no podía pesar menos de cinco libras, lo que es aproximadamente dos kilos. Es decir, que tenía que tributar con 30 Kgrs de pescado anual.

3peces

Pensemos que en aquella época el pescado era un alimento de lujo en Madrid y que el tributo habría de ser necesariamente en peces de rio, no de la mar, que como todos sabemos, nos pilla muy lejos y si en estos dias el pescado fresco llega a Madrid en horas en aquella época esto era imposible.

Es decir, que el tributo no era ninguna tontería.

Vemos que ya existía la calle, aunque no aparece el nombre en el Plano de Texeira del siglo XVII.

tres_peces_texeira

Tambien hemos incluido una imagen aérea del año 2005.

tres_peces_2005

Lápida Conmemorativa a Juan Ramón Gómez Pamo

En la esquina con la Calle Santa Isabel se encuentra esta lápida conmemorativa.  Fue un insigne investigador y farmacéutico. En el centenario de su nacimiento (1946) entre la  Asociación de Farmacéuticos Españoles y varios discípulos suyos patrocinaron esta lápida.

Es una lápida de mármol incrustada en el chaflán de la calle Santa Isabel con la calle de los Tres Peces. Se puede ver la figura en bronce de Hermes en pie sujetando, con su mano izquierda, un medallón laureado con el busto en perfil del farmacéutico homenajeado.

La inscripción dice

AL SABIO CATEDRÁTICO DE FARMACIA Y ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA EXMO. SR. D. JUAN RAMON GOMEZ- PAMO. AL MAESTRO GLORIA DE LA CIENCIA LOS FARMACEUTICOS ESPAÑOLES EN EL 1ER CENTENARIO DE SU NACIMIENTO 1846-1946

_MG_2652_3_4Enhancer_1

Locales y Tabernas

En la esquina con la Calle de Santa Isabel tenemos la Cerveceria el Hórreo y en mitad de la calle el sitio gaditano de pescaitos fritos La Caleta, que tiene otro local a la vuelta en la calle Santa Isabel.

calle-de-los-tres-peces _MG_2664_5_6Enhancer _MG_2658_59_60Enhancer _MG_2655_6_7Enhancer

Anuncios

LAS LEYENDAS DE LA CALLE DEL LAZO

_MG_0819_20_21Enhancer

Esta pequeña y coqueta callejuela que no tiene más de 50 metros transcurre entre la Calle del Espejo y la Calle de la Unión. Se encuentra en el Barrio de Santiago a escasos minutos de Opera, la Plaza de Ramales y el Palacio Real.

Sin embargo, más de una son las leyendas o historias del origen de su nombre que a lo largo de los siglos han inventado, contado o fantaseado los habitantes de nuestra ciudad Quédese el lector con la que le parezca más apropiada. Vamos a recopilar aquí algunas de ellas

ALFONSO X ENAMORADO DE LA CHICA DE LA CALLE DEL ESPEJO

Parece ser que en la Calle del Espejo vivía una chica de singular belleza en la época en que reinaba Alfonso X “El Sabio”. Se llamaba María Dolanda. Este monarca diole por cortejar a la bella María y le regaló un lazo que ella lucía en sus encuentros amorosos. Sin embargo, un buen día, ella dejó de llevar el lazo y al monarca sospechó de la existencia de otro. Así fue, puso a la muchacha en vigilancia y supo de un apuesto galán que iba a visitarla todos los días para así obtener sus favores. Además el muy ruín llevaba prendido en sus ropajes el lazo que el rey regalo a la dama.

Como es de todos sabido, en aquella época, desairar al monarca era bastante inoportuno y además, hacerlo, traía severos peligros. Aparte de quitarle su amante jactarse públicamente de ello pavoneándose con el lazo puesto, no fue una idea brillante. Nuestro joven galán parece que quería morir, cosa, que consiguió. Una noche, al salir de casa de su amante, fue emboscado, acuchillado y muerto. Eran enviados del rey.

La muchacha, visto como se las gastaba el monarca, huyó y jamás se supo más de ella. El lazo se encontró en esta callejuela y de ahí su nombre.

¿Puede ser esta historia cierta? Vamos a intentar analizarlo.

Alfonso X “El Sabio” reinó entre 1252 y 1284. Nació en Toledo en 1221. En aquella época la capital era Toledo. No parece muy probable que conociese paseando a una bella chiquilla de la Calle del Espejo.  Sin embargo si estuvo en Madrid en 1275 mediando en el conflicto entre Segovia y Madrid, por ejemplo. Bien pudiera entonces conocerla..

En cuanto a la existencia de esa calle es esa época, es cierto que es así. El Barrio de Santiago es el que rodeaba la Iglesia de Santiago. Las casas que pertenecían a esta parroquia fueron ocupadas por castellanos que participaron en la reconquista de Madrid. La Calle del Espejo ocupa su posición actual , junto a la muralla que rodeaba la ciudad en la Cava de la Escalinata. Esto concuerda con la teoría del nombre de la Calle del Espejo como lugar donde se levantaban las torres de vigilancia edificadas en la muralla árabe que se llamaban “specula”.  Así mismo, en la actualidad la Calle de la Escalinata ocupa ese lugar. La actual Calle del Lazo también existía tal como ahora, en esa ubicación

EL LAZO EN EL BALCÓN

Aquí vivía una dama que se llamaba Maria Lago, Para hacer saber a su amante que su marido no estaba en casa colocaba un lazo en el balcón.

De esta segunda versión no podemos decir nada a favor ni en contra, dado que no tenemos más datos. Sin embargo, parece que es poco para acabar imponiéndose como el nombre de la calle.

 EL LAGARTO DEL ARROYO DE SAN GINES

Parece ser que en el Arroyo de San Ginés, que también se llamba Arroyo del Arenal, habitaba un enorme reptil. Para cazarlo  usaron un lazo. Por lo visto el lagarto fue cazado en estos parajes.

Esta versión si que parece del todo improbable ya que topográficamente el arroyo en cuestión , que como  es lógico, iba por donde actualmente va la Calle Arenal desde San Ginés no podía pasar por la Calle del Lazo.

Además, esta leyenda es, muy anterior a las anteriores, ya que presupones que no existía la calle, al ser un arroyo donde podía vivir nuestro lagarto.

CONCLUSIÓN

Es difícil concluir cual de las tres puede ser más verosimil. Pero si tenéis otras leyendas para el nombre de esta calle, por favor, no dudéis en compartirlo.

El Centro de Control del Pirulí: Platillo Volante de Radiaciones

 

Torrespaña, o el Pirulí, se inauguró en 1982 con sus 220 metros de altura (o 232 si contamos con su antena de comunicaciones. Se ha convertido en uno de los símbolos identificativos de Madrid.

El fuste tiene 120 metros y sobre el está el Centro de Control que tiene 4 plantas. El centro de control con el montón de antenas que cuelgan de él parece un platillo volante.

¿Miedo a las radiaciones?

IMG_9703_Enhancer _MG_9684_5_6Enhancer _MG_9690_1_2Enhancer _MG_9693_4_5Enhancer _MG_9702_Enhancer _MG_9705_6_7Enhancer

 

EL ALCORQUE QUE FLORECIÓ

EL ALCORQUE QUE FLORECIÓ

En el barrio de Malasaña, caminando por la Calle del Marques de Santa Ana, según se sale de la Plaza de Juan Pujol de pronto nos sorprende ver, dentro de un alcorque, un diminuto jardincito.. ¡Pues sí¡ Delante del nº 28, es donde se ubica este alcorque, a los pies de la SASTRERIA DENIM, – The Concrete Company- Los habitantes de esta tienda cuidan de él.

_MG_0688_89_90Enhancer_MG_0688_89_90Enhancer_1