Archivo de la etiqueta: Leyendas de Madrid

EL ÁRBOL MÁS ANTIGUO DE MADRID

El árbol más antiguo de Madrid se encuentra en el parque del Retiro y es un Ahuehuete (Taxodium Mucronatum) de la familia Taxodiáceas. Parece ser que fue plantado en 1632 y por tanto tendría 383 años. No obstante, la existencia en Aranjuez de ahuehuetes del siglo XVIII de anchura y altura superiores, y la propia evolución del jardín en el que se encuentra, hacen sospechar que fue plantado en el siglo XIX. En cualquier caso, es con toda seguridad, uno de los árboles más viejos de Madrid.

IMG_2230

El ahuehuete es un árbol originario de Méjico y fue seleccionado en este país en 1921 como árbol nacional. En Méjico de conservan ejemplares extraordinariamente longevos entre 600 y 2000 años de antiguedad. Es un árbol que puede llegar a medir hasta 40 m de altura. Su corteza es escamosa y de color pardo o gris con tonos rojizos. Sus hojas, que miden entre 1 y 2 cm y tienen forma de aguja, caen en invierno en los ejemplares plantados en climas fríos y templados, pero en los climas cálidos de México, Guatemala o Texas, de donde es originario, se mantienen en el árbol durante todo el año

IMG_2227

Tanto las flores masculinas, que salen en racimos colgantes, como las femeninas, que surgen solitarias, se encuentran en el mismo árbol. Su fruto es una piña esférica muy pequeña

Este árbol llegó, por tanto, de las indias y no se ponen muy de acuerdo si fue el mismísimo Colón quien lo trajo o Cabeza de Vaca. Su antigüedad, su rareza y su majestuosidad han provocado la aparición de bellas pero inciertas historias sobre este magnífico árbol. Se cuenta que puede ser descendientes del árbol de Colonia Popotla, ya desaparecido, bajo el que Hernán Cortés pasó “la noche triste”. También se dice que es un vástago del árbol de Tule, un ahuehuete de más de 2000 años y 14 metros de diámetro, que es el árbol conocido más grueso del mundo. Otra leyenda cuenta que sobrevivió a esta zona del jardín durante la Guerra de la Independencia porque sirvió al ejército francés para ubicar un cañón entre sus ramas.

IMG_2226

Es el único ejemplar de esta especie dentro del Retiro y no existen noticias de otros ejemplares en la ciudad de Madrid. No ha de confundirse con el ciprés de los pantanos (Taxodium Dixtichum), también presente en el Retiro, al que se parece mucho.

En el año 1991 fue ubicada la valla que rodea al tronco.

Está incluido en el catálogo de árboles singulares de la Comunidad de Madrid por el Real Decreto 18/92 del 26 de Marzo de 1992.

IMG_2224

LA UBICACIÓN DEL AHUEHUETE

Se encuentra en los jardines más antiguos del Retiro que datan de la misma fecha que el árbol.  El retiro tiene su origen, entre los años 1631 a 1640, en unos terrenos que el Conde Duque de Olivares regaló al rey Felipe IV en torno al Monasterio de los Jerónimos de Madrid.

IMG_2222

Aquí tenéis dos planos donde lo podéis ubicar:

arbol3

arbol4

LAS FOTOS

Aquí tenéis algunas de las fotos que hicimos. Las fotos fueron realizadas por Happening Madrid  el 5 Julio de 2015 con una cámara Canon EOS-M y un objetivo Canon EF-M 22mm f/2 STM.

Aquí tenéis el enlace del álbum de FB

Árbol más antiguo – FB

IMG_2221

EL AHUEHUETE DENTRO DEL ITINERARIO BOTÁNICO DE LOS JARDINES MÁS ANTIGUOS DEL RETIRO

El Parque del Retiro es un jardín de jardines ya que ha tenido muchas ampliaciones desde sus comienzo hasta la actualidad. En el parque el Ayuntamiento de Madrid nos ofrece una senda botánica con diferentes rutas.

En la primera ruta se encuentra este árbol singular.  Esta ruta es muy cortita y se pude hacer en menos de media hora y nos llevará desde esatos jardines hasta la Puerta de Alcalá.

En esta ruta, etiquetado como Nº 8, tenemos nuestro Ahuehuete.

IMG_2223

Anuncios

La Calle de los Tres Peces

_MG_2652_3_4Enhancer

Esta calle del barrio de Lavapies transcurre entre la Calle del Ave Maria y la Calle de Santa Isabel. Solo cruza con la Calle Torrecilla del Leal. La calle tiene una longitud de 185 metros y tiene una pronunciada pendiente (8% de media) que va ascendiendo desde Ave Maria hasta Santa Isabel.

El curioso nombre de esta calle viene del Madrid de curas y monasterios del los siglos XVI y XVII.

En aquella època o bien por vecindad a los conventos o bien porque las casas estaban construidas sobre propiedades pertenecientes a ellos, se había de pagar tributo.

Por estos lares había una casa que debía de pagar anualmente 3 peces a cada una de estas instituciones religiosas:

          El Hospital de San Juan de Dios

          El Convento de San Francisco

          El Convento de la Victoria

          El Convento de la Concepción

          El de San Bernardino.

Con lo que en realidad tenía que pagar con 15 peces anuales. Además cada uno de estos pececillos no podía pesar menos de cinco libras, lo que es aproximadamente dos kilos. Es decir, que tenía que tributar con 30 Kgrs de pescado anual.

3peces

Pensemos que en aquella época el pescado era un alimento de lujo en Madrid y que el tributo habría de ser necesariamente en peces de rio, no de la mar, que como todos sabemos, nos pilla muy lejos y si en estos dias el pescado fresco llega a Madrid en horas en aquella época esto era imposible.

Es decir, que el tributo no era ninguna tontería.

Vemos que ya existía la calle, aunque no aparece el nombre en el Plano de Texeira del siglo XVII.

tres_peces_texeira

Tambien hemos incluido una imagen aérea del año 2005.

tres_peces_2005

Lápida Conmemorativa a Juan Ramón Gómez Pamo

En la esquina con la Calle Santa Isabel se encuentra esta lápida conmemorativa.  Fue un insigne investigador y farmacéutico. En el centenario de su nacimiento (1946) entre la  Asociación de Farmacéuticos Españoles y varios discípulos suyos patrocinaron esta lápida.

Es una lápida de mármol incrustada en el chaflán de la calle Santa Isabel con la calle de los Tres Peces. Se puede ver la figura en bronce de Hermes en pie sujetando, con su mano izquierda, un medallón laureado con el busto en perfil del farmacéutico homenajeado.

La inscripción dice

AL SABIO CATEDRÁTICO DE FARMACIA Y ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA EXMO. SR. D. JUAN RAMON GOMEZ- PAMO. AL MAESTRO GLORIA DE LA CIENCIA LOS FARMACEUTICOS ESPAÑOLES EN EL 1ER CENTENARIO DE SU NACIMIENTO 1846-1946

_MG_2652_3_4Enhancer_1

Locales y Tabernas

En la esquina con la Calle de Santa Isabel tenemos la Cerveceria el Hórreo y en mitad de la calle el sitio gaditano de pescaitos fritos La Caleta, que tiene otro local a la vuelta en la calle Santa Isabel.

calle-de-los-tres-peces _MG_2664_5_6Enhancer _MG_2658_59_60Enhancer _MG_2655_6_7Enhancer

Calle de Manuel

_MG_5353_4_5Enhancer

 

Esta pequeña calle se encuentra en el Barrio de Conde Duque y va desde la Plaza de Cristino Martos hasta la Travesía del Conde Duque.

En 1800 ya existía esta calle denominándose de la misma forma y ya estaba construido el Cuartel del Conde Duque. Lo que hoy es la plaza de Cristino Martos se denominaba Plaza de los Afligidos y , lo que hoy es la Travesía del Conde Duque se denominaba Calle de San Dimas. De hecho, el nombre de la calle viene de un tal Manuel que vivió en esta ciudad en el siglo XVII.

Parece ser que el tal Manuel era un joven de extraordinaria fuerza que era criado de un amo irlandés que residía por esta zona.. Cierto día en que Manuell regresaba de dejar a los niños de su amo irlandés en el colegio situado a las afueras de la villa vio un lobo atacando a una joven mujer.

Raudo corrió Manual a librar a la bella dama se su triste destino. Mató al lobo y entró triunfalmente en el barrio con la fiera ya muerta.

Ella, agradecida, acabó casándose con él y, parece ser, que por las noches se les aparecía un temible lobo que les importunaba con sus aullidos.

_MG_5353_4_5Enhancer_bw

La Calle de los Dos Amigos

Siguiendo con las historias de las calles, casas y monumentos del Barrio del Conde Duque hoy nos paramos en la Calle de los Dos Amigos. Esta calle se sitúa detrás de la Torre España y es una corta calle que va desde la Calle Maestro Guerrero hasta la Calle de San Bernardino. En el siglo XVI nacieron por aquí dos niños, de familias distintas y adineradas de la villa. Pronto se quedaron huérfanos. Sus nombres eran Gabino y Guillén. Vivían de sus huertas y entre ambas parcelas está lo que hoy es la Calle. Eran muy amigos y cada año que pasaba plantaban un árbol, así medían el tiempo de su amistad con los árboles que iban creciendo en tamaño y número. Como eran huérfanos estaban a cargo del Capellán de una iglesia cercana. Gabino murió muy joven en el colegio. Su amigo Guillén quedó muy afectado por el suceso. Poco tiempo después su protector el capellán también murió y entonces, Gabino, sin poderlo soportar murió de pena. Durante un tiempo, en vida de ambos, este paraje pasó a llamarse Calle de los Huérfanos pero más tarde se denominó Calle de los Dos Amigos. Ya aparece con esta denominación en el famosos Plano de Texeira. La persona que dispuso de las tierras de ambos huérfanos fue el Prior de San Martín. Desde entonces se conocía esta heredad como las de los Dos Amigos. Y ahora el reportaje fotográfico del siglo XXI. En esta corta calle se encuentra el curioso Café Dos Amigos con aspecto vintage del XIX y la posibilidad de hacer fiestas privadas. IMG_5848_Enhancer _MG_5800_1_2Enhancer IMG_5811_Enhancer IMG_5810_Enhancer IMG_5806_Enhancer _MG_5852_3_4Enhancer _MG_5849_50_51Enhancer _MG_5845_6_7Enhancer _MG_5839_40_41Enhancer _MG_5836_7_8Enhancer _MG_5833_4_5Enhancer _MG_5830_1_2Enhancer _MG_5827_8_9Enhancer _MG_5824_5_6Enhancer _MG_5821_2_3Enhancer _MG_5815_6_7Enhancer _MG_5812_3_4Enhancer _MG_5807_8_9Enhancer _MG_5803_4_5Enhancer

LA CALLE DEL CODO

_MG_2665_6_7Enhancer

La Calle del Codo es una pequeña calle que ese encuentra en el corazón del Madrid de los Austrias  entre la Plaza de la Villa y la Plaza del Conde de Miranda. 86 metros es la longitud que tiene esta callejuela y que separa a ambas plazas.haciendo un perfecto codo.  De la Plaza de la Villa hasta el Codo hay 28 metros y los restantes con los que la separan de la otra plaza.

En este caso no es muy difícil saber de dónde le viene al nombre a la calle que se ha llamado así siempre. En el famoso plano de Texeira de 1654 se puede observar la callejuela aunque no aparece su nombre.

calle del codo

En el plano de la villa y corte de 1800 cuando Madrid se dividía en 64 barrios – por analogía con un tablero de ajedrez, esta calle ya aparecía con su nombre dentro del barrio de San Justo.

san justo

En el lado que mira a la Plaza de la Villa esta calle mira tranquila el antiguo ayuntamiento.

En esta calle no hay casi establecimientos comerciales y, además, es muy estrecha y por tanto, en ella, casi no entra nunca el sol. Por eso es tan bueno pasear por ella, sobre todo en esta semana, con la terrible ola de calor que estamos padeciendo en Madrid. La parte de la ele que da la Plaza de la Villa tiene orientación Este-Oeste y la que da al Conde de Miranda, Norte-Sur.

_MG_2692_3_4Enhancer _MG_2677_8_9Enhancer _MG_2674_5_6Enhancer  _MG_2668_69_70Enhancer

   

En esta calle haciendo esquina con  la Plaza de la Villa se encuentra la Torre de los Lujanes, de estilo mudejar y fechada en el siglo XV. De hecho, todo la manzana que conforma los pares de la calle esta especialmente protegida al ser considerdo entorno histórico artístico. Aparte del la Torre de los Lujanes en esta manzana está la antigua Hemeroteca Municipal, la Real Sociedad Económica Maritense de Amigos del Pais y la Iglesia del Corpus Christi.

En la parte de los impares no existe este grado de protección singular. Aquí se sitúan: la agencia de viajes Bike y el Bike Center donde aparte de alquilar bicicletas se organizan viajes de clicloturismo por España y Europa.; la empresa Fist Group dedicada al marketing y la comunicación, una tienda de souvenirs y una peluqueria.

Como curiosidades de esta calle se cuenta que era una de la preferidad de Quevedo y que al volver de sus frecuentes juergas nocturnas paraba en el codo a hacer aguas menores.

También se cuenta de esta calle que era una de las preferidas para los duelos. Esto parece bastante práctico dada la configuración de la calle.

_MG_2662_3_4Enhancer _MG_2659_60_61Enhancer _MG_2656_7_8Enhancer _MG_2647_8_9Enhancer

LA CASA DEL PEZ

IMG_7153_4_5_tonemapped

 

La calle del Pez se encuentra en el distrito centro, en el barrio de Universidad, también conocido como Maravillas o Malasaña. Discurre entre la Corredera Baja de San Pablo en donde está la Iglesia de San Antonio de los Alemanes y acaba en la Calle de San Bernardo. Tiene una longitud de 380 metros y una orientación Noreste a Este.

LA CALLE DEL PEZ Y EL PLANO DE TEXEIRA

Ya aparecía con este nombre en el Plano de Texeira (1656) siendo pocos los cambios que desde entonces se han producido en su geometría o incluso en los nombre de las calles que la intersectan.

A su derecha la Calle del Molino de Viento, la Calle de la Madera Alta, la Calle de Jesús del Valle. La Calle del Rubio, que desde 1894 se llama Calle del Marques de Santa Ana; la Calle de las Minas y la Calle de las Pozas.

PEZ

A su izquierda la Calle de San Roque, la Calle de la Madera, la Calle de la Magdalena, actualmente Calle de Pizarro, que se llamaba así cuando aquí se ubicaba el convento de la Magdalena, desde 1835 se llama como ahora; la Calle de los Panaderos, que en la actualidad es la Calle de Andrés Borrego, y para finalizar, la Calle de la Cruz Verde.

 La Calle de San Bernardo se llamaba en aquella época Calle de los Convalecientes de San Bernardo.

Tampoco existía entonces la Plaza de Carlos Cambronero, que no fue tal hasta el siglo XX, cuando desapareció el edificio que podéis ver si observáis bien el plano de Texeira.

LA LEYENDA DE LA CASA DEL PEZ

 Dice la leyenda que en esta calle, hace muchos, muchos años vivió un cura. No debía de ser un cura cualquiera ya que tenía hacienda con fuente, huerto, estanque y cinco pozas. Su nombre era Diego Enriquez. A esta calle entonces se la llamaba Calle de la Fuente del Cura.

 El estanque tenía distintos juegos de surtidores en donde corría el agua en la festividad de San Juan y se abría al público.

_MG_1617_8_9Enhancer

 El cura estaba enamorado de su fuente, que estaba llena de peces.

En los tiempos de Felipe II cuando la corte se trasladó a Madrid, la Villa compró esta posesión para construir casas.

Una de las viviendas, la que contenía el estanque, la adquirió un tal Juan Coronel. En el estanque había pececillos que poco a poco fueron muriendo. Cuando quedó solo uno, la hija del propietario, Blanca, lo recogió hasta que el pobre bicho pasó a mejor vida. 

La pobre niña quedó muy triste por la muerte de su amiguito y su papa hizo labrar un pez de piedra en la fachada de la casa para consolarla. Era la que se encontraba en la esquina de la Calle Jesús del Valle. Puso una inscripción en donde se podía leer “Casa del Pez”

Aunque con el paso de los siglos varias han sido los edificios que se han situado en este solar, entre la Calle Jesús del Valle y Marques de Santana, siempre se ha conservado el pez de piedra con su inscripción como se puede ver en la actualidad. El pez está ahora en la esquina con la Calle Marques de Santana. 

_MG_1620_1_2Enhancer

LAS LEYENDAS DE LA CALLE DEL LAZO

_MG_0819_20_21Enhancer

Esta pequeña y coqueta callejuela que no tiene más de 50 metros transcurre entre la Calle del Espejo y la Calle de la Unión. Se encuentra en el Barrio de Santiago a escasos minutos de Opera, la Plaza de Ramales y el Palacio Real.

Sin embargo, más de una son las leyendas o historias del origen de su nombre que a lo largo de los siglos han inventado, contado o fantaseado los habitantes de nuestra ciudad Quédese el lector con la que le parezca más apropiada. Vamos a recopilar aquí algunas de ellas

ALFONSO X ENAMORADO DE LA CHICA DE LA CALLE DEL ESPEJO

Parece ser que en la Calle del Espejo vivía una chica de singular belleza en la época en que reinaba Alfonso X “El Sabio”. Se llamaba María Dolanda. Este monarca diole por cortejar a la bella María y le regaló un lazo que ella lucía en sus encuentros amorosos. Sin embargo, un buen día, ella dejó de llevar el lazo y al monarca sospechó de la existencia de otro. Así fue, puso a la muchacha en vigilancia y supo de un apuesto galán que iba a visitarla todos los días para así obtener sus favores. Además el muy ruín llevaba prendido en sus ropajes el lazo que el rey regalo a la dama.

Como es de todos sabido, en aquella época, desairar al monarca era bastante inoportuno y además, hacerlo, traía severos peligros. Aparte de quitarle su amante jactarse públicamente de ello pavoneándose con el lazo puesto, no fue una idea brillante. Nuestro joven galán parece que quería morir, cosa, que consiguió. Una noche, al salir de casa de su amante, fue emboscado, acuchillado y muerto. Eran enviados del rey.

La muchacha, visto como se las gastaba el monarca, huyó y jamás se supo más de ella. El lazo se encontró en esta callejuela y de ahí su nombre.

¿Puede ser esta historia cierta? Vamos a intentar analizarlo.

Alfonso X “El Sabio” reinó entre 1252 y 1284. Nació en Toledo en 1221. En aquella época la capital era Toledo. No parece muy probable que conociese paseando a una bella chiquilla de la Calle del Espejo.  Sin embargo si estuvo en Madrid en 1275 mediando en el conflicto entre Segovia y Madrid, por ejemplo. Bien pudiera entonces conocerla..

En cuanto a la existencia de esa calle es esa época, es cierto que es así. El Barrio de Santiago es el que rodeaba la Iglesia de Santiago. Las casas que pertenecían a esta parroquia fueron ocupadas por castellanos que participaron en la reconquista de Madrid. La Calle del Espejo ocupa su posición actual , junto a la muralla que rodeaba la ciudad en la Cava de la Escalinata. Esto concuerda con la teoría del nombre de la Calle del Espejo como lugar donde se levantaban las torres de vigilancia edificadas en la muralla árabe que se llamaban “specula”.  Así mismo, en la actualidad la Calle de la Escalinata ocupa ese lugar. La actual Calle del Lazo también existía tal como ahora, en esa ubicación

EL LAZO EN EL BALCÓN

Aquí vivía una dama que se llamaba Maria Lago, Para hacer saber a su amante que su marido no estaba en casa colocaba un lazo en el balcón.

De esta segunda versión no podemos decir nada a favor ni en contra, dado que no tenemos más datos. Sin embargo, parece que es poco para acabar imponiéndose como el nombre de la calle.

 EL LAGARTO DEL ARROYO DE SAN GINES

Parece ser que en el Arroyo de San Ginés, que también se llamba Arroyo del Arenal, habitaba un enorme reptil. Para cazarlo  usaron un lazo. Por lo visto el lagarto fue cazado en estos parajes.

Esta versión si que parece del todo improbable ya que topográficamente el arroyo en cuestión , que como  es lógico, iba por donde actualmente va la Calle Arenal desde San Ginés no podía pasar por la Calle del Lazo.

Además, esta leyenda es, muy anterior a las anteriores, ya que presupones que no existía la calle, al ser un arroyo donde podía vivir nuestro lagarto.

CONCLUSIÓN

Es difícil concluir cual de las tres puede ser más verosimil. Pero si tenéis otras leyendas para el nombre de esta calle, por favor, no dudéis en compartirlo.